Posts etiquetados ‘Cris MG’

Image

… Y sigue escribiendo el blog, dijo Carlos, sonriente pero con mirada melancólica al lado de mis maletas. Estábamos en la estación de Ås un mediodía soleado y las inclemencias meteorológicas habían respetado la jornada de viaje de vuelta a Steinkjer. En cuanto el ruido del tren se hacia cada vez más notorio, arribando cada vez más y más éste a la estación, nos acercamos para darnos un caluroso y sincero abrazo y de mi boca salió Tío, eres la familia que aquí no tengo, te voy a echar de menos y Carlos, sonriente respondió con un y yo también, Bruneke (Así me llama cariñosamente). Y se produjo un silencio nada incomodo. Jamás un silencio había dicho tanto (Lo lamento, pero esto no es Brokeback Mountain y por tanto, los tiros no van por ahí). Me ayudó con las maletas y ya dentro del vagón nos estrechamos la mano y un cuídate al unísono salió de nuestras bocas. Las puertas se cerraron y el tren se puso en marcha para llevarme a la estación de Oslo.

Recuerdo ese instante muy bien y creedme, fue un momento emotivo entre dos amigos que empezaron esta aventura juntos y tras un tiempo viviendo alegrías y tristezas por tierras nórdicas, deben separarse (esperando eso si, que sea por un tiempo prudencialmente corto). Pero no sería justo empezar el relato de mi llegada a Steinkjer sin antes contaros lo acontecido antes. Ahí va:

(más…)

Viviendo en Kvam

Imagen

Bueno, aunque ya llevo viviendo en Kvam desde hace ya una semana, la pésima conexión que dispongo me ha hecho imposible escribir anteriormente un post, así que hoy os contaré con todo detalle (en la medida de lo posible después de una semana).

Imagen

La cocina. Foto: Bruno Aldrufeu Quiñonero

Imagen

La cocina. Foto: Bruno Aldrufeu Quiñonero

la foto 4 (3)

El salón. Podéis comprobar que muy lleno no está. Foto: Bruno Aldrufeu Quiñonero

Después de ese breve traslado, me instalé en el apartamento colindante al hogar de ancianos. Un apartamento que si bien puedo decir que dispone de cuanto necesito, no puedo decir que no disponga de muchos lujos en él: si he de escoger la palabra que definiría a mi apartamento, esa palabra es “AUSTERO”. Se trata de un ámplio salon con una modesta aunque completa cocina americana, un dormitorio que posee dos amplios armarios , un baño completo y un cuarto que se utiliza actualmente como trastero. Afortunadamente, he podido decorar mi nido con un elemento que me recuerda de donde soy y cual es mi tierra. También debo decir que estoy en un pueblo de muy pocos habitantes (entre los enfermeros del hogar y yo bromeamos diciendo que hay más población en el cementerio de delante del centro que gente viva residiendo en este pueblo).

Kvam es atravesado por la carretera principal y al otro lado de esta, se encuentra la iglesia con su particular aunque hermoso cementerio, un campo de fútbol anexado a la escuela de Kvam y u amplio supermercado donde poder comprar toda serie de productos de limpieza, comida y correo (en Noruega, o por lo menos en esta región, los paquetes los debes recoger en los supermercados). Y más allá, se encuentra el lago, un lugar hermoso y tranquilo donde uno, con una simple barca puede ir a pescar o simplemente, deleitar los sentidos con la tranquilidad que aquel paraje ofrece.

Imagen

El dormitorio. Foto: Bruno Aldrufeu Quiñonero

(más…)